Suele pasar que al desinstalar un programa este no elimine los servicios que hubiera instalado. MySQL, por ejemplo, tiene esta fea costumbre, con lo que si queremos volver a instalarlo puede lanzarnos un error.

Para eliminar definitivamente un servicio podemos escribir este comando en la consola (Inicio -> Ejecutar -> cmd):

sc delete nombreServicio

o bien borrar la clave correspondiente en la rama HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services usando el editor del registro de Windows (Inicio -> Ejecutar -> regedit).

Esto también es válido para Windows Vista.

(Visitado 7.755 veces, 1 visitas hoy)