Esta pregunta inicial puede parecer sencilla, pero sin embargo no lo es, y ya veremos el porque de ello. Todos nosotros cuando buscamos una empresa de hosting soñamos alguna vez con tener un hosting o alojamiento web que tuviera la mejor atención al cliente, un excelente soporte técnico, una atención personalizada y por supuesto una excelente relación entre estos factores y el precio final como mínimo, ni que hablar de las características técnicas. Pero como todos sabemos hoy en día existe una gran cantidad de proveedores de hosting que tienen diferentes objetivos en sus enfocar a los clientes, que en definitiva son su público; y en tres líneas se pueden definir los siguientes estilos:

a) Los que tienen el más bajo costo del mercado, es de destacar que estas empresas tienen éxito en sus prácticas de ventas pues existe una buena parte del público que busca lo más barato, pueden existir diferentes razones para ello como bajo presupuesto, o intentar tener alguna ganancia si son webmasters y han diseñado un sitio web en un paquete de diseño + hosting como suele ocurrir en muchos casos; pero siempre es conveniente preguntarnos ¿Será lo barato en realidad lo más caro?, no debemos olvidarnos del viejo dicho popular “lo barato sale caro”, y en el campo de Internet también está regla sigue siendo válida pues si analizamos un poco más cuanto más barato son los servicios que ofrecen es porque están “desesperados” por tener más clientes y esto llevará como consecuencia además que tengan un cúmulo de clientes todos juntos en un mismo servidor con servicios decadentes y como es claro no habrá una atención real al cliente los 365 días del año, ni las características técnicas necesarias estarán a nuestro alcance.

b) Los que tienen altos costos en el mercado, aquí tenemos la polarización del caso anterior, estos a su vez tienen costos astronómicos pues lo que les importa es tener pisos de mármol grandes estructuras que parecen casi un gobierno lleno de burocracia donde cuando tenemos un problema técnico demoran un tiempo enorme y para colmo de males no tienen soporte los fines de semana ya que funcionan como una oficina y en horarios de oficina.

c) Por último existen las empresas de costos intermedios o promedios dentro del mercado, al parecer deberían ser la mejor opción y tener un punto de equilibrio pero no todas cumplen con este objetivo, pues es fácil ver cuando una empresa dice que tiene espacio en disco duro ilimitado, ilimitada transferencia, simplemente están mintiendo ya que sabemos que un disco duro tiene límite sea cual sea pero tiene límite así sea 80 GB, 120 GB o 200 GB, obviamente notamos en estos casos la falta de credibilidad que nos brindan estás empresas al subestimar a su público potencial y realmente sus deseos son los de querer engañar antes de contratar los servicios con la promesa de la palabra “ILIMITADO”. Esto suele ocurrir mucho en cualquiera de los tres casos mencionados en este texto (a, b, c), y en ello debemos poner la atención y recordar la frase “cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía”.

Y también se pueden notar falencias importantes en estos tres casos y son por lo general que nunca tienen como objetivo primordial AL CLIENTE, y todos sabemos que el cliente debe ser lo primero siempre.

(Visitado 81 veces, 1 visitas hoy)